Home   Index_blog   blog   ¿Conoces estas otras plagas de insectos arrastrantes?

¿Conoces estas otras plagas de insectos arrastrantes?

Ecoambiente Sanidad Ambiental

Aunque termitas, chinches y ratas constituyen las plagas en Valencia más frecuentes, no podemos olvidar que existen otras muchas familias de parásitos e insectos capaces de provocar graves contratiempos cuando invaden una vivienda de manera masiva. Hoy vamos a hablarte de algunas de esas “otras plagas” que no por ser menos frecuentes, debemos dejar de prestarles atención.

Escarabajo de alfombra

Se trata de una variación del escarabajo que todos conocemos aunque a diferencia de este, puede adoptar formas, tamaños y colores muy diversos. Muchos de ellos resultan similares a las mariquitas mientras que, en otras ocasiones, adquieren un tono negro amarronado que les acerca más a las cucarachas.

Es raro que se produzca una gran plaga de estos animales ya que tienden a vivir al aire libre al alimentarse de néctar y polen. Sin embargo, no es tan inusual que tu casa reciba la visita de alguno de estos ejemplares, especialmente durante los meses más calurosos. Dentro de una vivienda, se esconden y se alimentan de tejidos y pueden llegar a poner hasta 40 huevos de una sola vez. Y aquí es donde reside el verdadero problema: si algún escarabajo de alfombra ha llegado a tu casa y puesto huevos, en dos o tres semanas, tu hogar estará invadido de larvas que se alimentarán de fibras naturales, es decir, de las alfombras, cortinas, mantas… y demás textiles domésticos que tengas.

Pececillos de plata

Otra de las plagas en Valencia de insectos arrastrantes que puede darse en tu vivienda es la del llamado “Pececillo de plata”. Lo primero que destaca de estos invasores es que tienen un tamaño considerable, algunos pueden llegar a medir hasta 12 centímetros de largo. De color gris plateado y con tres cerdas al final del abdomen, estos insectos necesitan humedad para sobrevivir, de ahí que tiendan a acampar en estancias como la cocina o el cuarto de baño. Como además se alimentan de restos de comida y celulosa, pueden causar bastante daño en una vivienda si llegan a extender su presencia.

Tijeretas

Y para finalizar este post, desde Ecoambiente Sanidad Ambiental queremos recordar otra plaga que si bien es menos frecuente y no entraña ningún peligro, suele resultar muy desagradable. Nos estamos refiriendo a las tijeretas que, como te decíamos, no son venenosas, pero la presencia de esas amenazantes pinzas curvadas que tienen al frente, provoca mucho rechazo entre las personas que se cruzan a su paso. De todas formas, no suelen causar muchos desperfectos en una vivienda ya que tienden a vivir en el exterior en busca de vegetación de la que alimentarse.



Comments are closed.