Home   Index_blog   blog   ¿Afectan las lluvias a la eliminación de termitas?

¿Afectan las lluvias a la eliminación de termitas?

Ecoambiente-Salud-Ambiental-Valencia

Con la llegada del otoño se producen los primeros descensos en las temperaturas y las primeras lluvias intensas. Esto da lugar a que muchos lugares sufran inundaciones provocadas por la acumulación de agua tras un periodo en el que los cielos azules fueron los grandes protagonistas. ¿Pueden estos fenómenos afectar a los procesos de eliminación de termitas? Hoy nos gustaría contarte nuestra experiencia en estos tratamientos para explicarte cómo estas situaciones climatológicas pueden influir en su eficacia.

La mayoría de los productos termiticidas que se utilizan en la eliminación de termitas son estables cuando se aplican sobre el suelo seco, pero cuando este está muy mojado como consecuencia de las lluvias, el gran problema al que tienen que enfrentarse estos productos no es al agua en sí misma, sino a los movimientos de tierra que experimenta el suelo por su presencia.

La erosión del suelo cuando llueve mucho hace que se produzcan movimientos en las capas que lo forman, afectando tanto a los suelos como a las paredes de las viviendas y dificultando la acción de los tratamientos anti termitas que pueda haber aplicados en ellos. Además, como el agua estancada tras la caída de fuertes lluvias puede crear problemas como putrefacción, descomposición, hongos, moho… así como la llegada de arena, polvo, sedimentos y otras sustancias, el resultado de todo ello es una pérdida de la efectividad de los tratamientos utilizados para acabar con estos molestos insectos que se comen la madera.

Por este motivo, en zonas geográficas húmedas en las que llueva con frecuencia, lo mejor es recurrir al uso de tratamientos con cebos. Esta técnica de eliminación de termitas con cebo elimina las barreras que puedan provocar los movimientos que experimenta el suelo al recurrir a sustancias líquidas no repelentes.

En cualquier caso, no hay una respuesta única que resulte más eficaz a la hora de eliminar termitas después de una inundación o de la presencia de lluvias torrenciales. Cada situación requiere de una solución adaptada para programar aquellos tratamientos que resulten más adecuados. Lo que sí tenemos que tener presente es que en estas situaciones y aunque lo parezca, las termitas no se mueren ni desaparecen, solo quedan ralentizadas un tiempo y después regresan con más fuerza a “recomponer” sus colonias. Si antes de la caída de las lluvias, ya se estaba realizando un tratamiento contra ellas, este puede perder efectividad por la llegada de esas lluvias y si no se estaba aplicando, lo mejor es esperar a que el suelo esté totalmente seco para iniciar uno.

Para ello, lo mejor que puedes hacer es ponerte en manos de una compañía profesional como Ecoambiente, Sanidad Ambiental. Contamos con un equipo de expertos especializados en la eliminación de plagas de todo tipo que estudiarán tu situación para devolver a tu casa un ambiente sano y libre de insectos.

 



Comments are closed.