Home   Index_blog   control de plagas   Síntomas de la legionella

Síntomas de la legionella

tratamiento de la legionella en Valencia

Como empresa especializada en el tratamiento de la legionella en Valencia, conocemos perfectamente cuáles son los síntomas que produce el contagio de esta bacteria. 

En otro artículo ya explicamos en profundidad qué es la legionella, en este nos vamos a centrar en describir los síntomas que provoca contagiarse de esta bacteria. 

Conviene recordar que la mayor fuente de contagio de legionella lo constituyen los sistemas de agua y aire acondicionado de los grandes edificios como oficinas, hospitales, hoteles, centros comerciales… 

Síntomas que delatan la necesidad de tratamiento de la legionella en Valencia

  • El periodo de incubación de la legionella, es decir, desde que se contrae la infección hasta la aparición de los síntomas, está entre dos y diez días y, al principio, el paciente puede sentirse cansado y débil.
  • Se pueden distinguir dos grupos de síntomas de la legionella en función de la enfermedad que produzca. Así, la fiebre de Pontiac, que es la forma que no produce neumonía, suele expresarse como un cuadro gripal, con cansancio, debilidad, dolores articulares, cefalea, fiebre y tos. Suele resolverse en pocos días sin ningún tipo de tratamiento, y de hecho, muchas infecciones de este tipo pasarán inadvertidas o diagnosticadas de una falsa gripe.
  • En el caso de la neumonía por Legionella, llamada enfermedad del legionario, los síntomas suelen ser más llamativos, con tos y expectoración, sensación de falta de aire o disnea, malestar general con cefalea, a veces diarrea, dolores torácicos al respirar, y en formas más graves, cierto grado de alteración de la conciencia. 
  • La mortalidad de la neumonía por legionella puede llegar al 25% de los casos dado que son pacientes que en su mayoría tienen algún trastorno respiratorio o inmunitario previo. La infección en otros individuos sin patologías previas y una administración precoz del antibiótico adecuado hacen disminuir notablemente estas cifras.
  • Existen varias pruebas para detectar la bacteria de la legionella, las más frecuentes son: Análisis de sangre, donde se detecta una elevación de los leucocitos o glóbulos blancos así como una cifra baja de sodio, una serología (análisis de sangre que detecta anticuerpos específicos frente a legionella), cultivo de esputo se puede detectar la bacteria mediante crecimiento en un medio adecuado) o análisis de orina.

Para evitar la propagación de la legionella, es fundamental realizar el tratamiento de la legionella en Valencia, en el que en Ecoambiente tenemos una gran experiencia, ya que actuamos sobre torres de refrigeración, condensadores evaporativos, redes de agua caliente sanitaria y agua fría de consumo humano, piscinas, spas, bañeras de hidromasaje de uso colectivo, etcétera. 

El tratamiento incluye la hipercloración y recirculación de todo el circuito para eliminar la posibilidad de que se desarrolle la plaga de legionella pneumophila, que se completa con el vaciado, limpieza y desinfectado de los elementos que forman la instalación, terminando con el llenado y recirculado del sistema, tras lo cual se toman muestras para analizar en el laboratorio y poder certificar su salubridad.



Comments are closed.