Home   Index_blog   blog   Cómo evitar la procesionaria del pino

Cómo evitar la procesionaria del pino

Procesionaria del pino en Valencia

La procesionaria del pino en Valencia es una plaga que causa estragos en los pinares mediterráneos. De hecho, cada día son más los clientes que reclaman nuestros servicios cuando ven que esta especie de oruga ha acampado a sus anchas en sus árboles, poniendo en peligro su conservación. Pues bien, si en uno de nuestros anteriores post te contamos qué es esta plaga, hoy te damos unas pautas básicas para evitar su presencia.

En este momento tan avanzado de la primavera en el que nos encontramos, esta oruga ya estará convertida en mariposa y atravesará el aire para desesperación de todas aquellas personas que tengan alergia a los pelos urticantes que desprenden y que causan picor de nariz, oídos y garganta. Llegados a este punto, poco podemos hacer ya para evitar la plaga de estos insectos, pero de cara a próximas temporadas, desde Ecoambiente Sanidad Ambiental te recomendamos, en primer lugar, conocer su ciclo de vida, algo básico para poder interrumpir su invasión.

A finales de verano, la procesionaria del pino en Valencia realiza la puesta de huevos en los pinos. El resultado será el nacimiento de orugas o larvas que se agruparán en bolsones en los que permanecerán durante los meses más fríos. Solo saldrán de su nido al final del día para buscar comida de forma alineada y volverán al mismo una vez realicen esta misión. Cuando el frío se hace más crudo, las larvas abandonan los bolsones para enterrarse en la tierra y salir ya convertidas en mariposas en primavera.

De acuerdo con esto, el primer y más efectivo paso para evitar la invasión de la procesionaria del pino es la destrucción de los bolsones cuando ya se hayan formado por completo, algo que ocurre en torno al mes de noviembre. De este modo, eliminando su guarida, las orugas morirán cuando bajen las temperaturas y no tengan tiempo para rehacer el bolsón.

Otra técnica para evitar esta plaga es la colocación de trampas sexuales. Se trata de colocar pequeñas trampas impregnadas con feromonas sexuales de hembra para atrapar a los machos y evitar la fecundación de este insecto.

Y por último, otra forma de controlar a esta plaga es mediante inhibidores del crecimiento, los cuales deben aplicarse sobre las larvas, una vez hayan sido depositadas. Así se evitará que vuelvan a reproducirse.

Aunque como siempre señalamos en nuestros posts, ante la presencia de esta u otras plagas, lo mejor es ponerte en manos de una empresa profesional como la nuestra. Ecoambiente Sanidad Ambiental cuenta con una alta trayectoria en la eliminación de plagas de todo tipo. Ponte en contacto con nosotros para que tu vivienda, jardín o finca, no corra peligro.

 



Comments are closed.