Control de Termitas

Home   TRATAMIENTOS VALENCIA   Control de Termitas
Síntomas:

Es muy importante avistar el problema a tiempo, ya que las plagas de termitas tienen fototropismo negativo, que les hace exponerse el mínimo tiempo posible a la luz natural. Por ello mientras nadie las ve, ellas van consumiendo las estructuras desde sus núcleos internos y muchas veces cuando se manifiestan exteriormente ya es tarde.
Por ello es importante, bajo cualquier sospecha, que puede ser por ejemplo, determinación de una plaga en el barrio, o en el edificio vecino, o hasta la visión directa de alguno de los regueros verticales en las paredes por los que suben hasta las vigas, avisar inmediatamente a una empresa profesional y solucionar el problema. Las termitas atraviesan cualquier cosa para llegar hasta la madera, incluso el hormigón si es preciso.
Muchas veces, para determinar la presencia de la plaga, debemos utilizar cebos biológicos, donde con una periodicidad, podemos observar si éstas han comido o no de dicho cebo, pudiendo determinar así el nivel dentro del problema.<

Tratamiento:

Previo a cualquier tratamiento, se realiza un análisis exhaustivo por uno de nuestros técnicos especializados, determinando la presencia de la plaga en el edificio, así como sus daños estructurales, sus posibles soluciones y reparaciones o la necesidad de realizar una reforma estructural para preservar la integridad del edificio. En determinados casos, el daño es irreversible y si el problema de la termita es prolongado durante un gran periodo de tiempo y los elementos estructurales están demasiado dañados y es obligatorio demoler el edificio.

Tratamientos Químicos:
Tratamiento superficiales:Estos tratamientos se realizarán por el método de pulverización dirigida sobre la estructura de madera que vayamos a tratar. Su objeto será el de erradicar todos aquellos insectos cuya acción se desarrolla en superficie y otorgar a la madera la protección necesaria frente a futuras posibles reinfestaciones que traten de alcanzar los elementos de madera desde su parte externa.
Tratamientos en profundidad: Estos tratamientos se llevan a cabo por el método de inyección a presión. Tras la colocación de unos pequeños inyectores (válvulas de retención), se procede a la inyección del producto a presión (mediante compresor), alcanzándose el corazón de las piezas. Posteriormente reciben el tratamiento por pulverización en superficie y de esta forma la protección es total. Este método está especialmente recomendado para el tratamiento de elementos estructurales, vigas, cabezales, etc. de mayor sección, que presenten signos de ataque de insectos cuya actividad se desarrolle en profundidad.
Barreras químicas perimetrales: Consistentes en la aplicación de insecticidas específicos en el perímetro de la instalación a tratar, tanto en muros como en cimentaciones.
Tratamientos Biológicos:
Cebos espécificos: Es un método alternativo de lucha biológica contra termitas. Está basado en cebos de ingestión formados por un soporte celulósico, con extraordinaria apetencia y atracción para las termitas. Se utilizan tanto en el interior como en el exterior. Estos cebos contienen una formulación especial de  insecticida que  tiene un efecto retardado y es consumido por las termitas obreras. Poco a poco, mediante el fenómeno de la trofalaxia (intercambio de alimentos), el conjunto de la colonia será intoxicada y morirá.
Este método, es mucho más fiable en cuanto a su porcentaje de éxito en comparación con los tratamientos químicos, ya que es capaz de llegar hasta la colonia subterránea gracias a su compuesto activo, y eliminarla desde dentro. Es capaz de solucionar el problema de las termitas incluso en barrios o pueblos enteros.
Prevención y Mantenimiento:

La madera es un material perecedero que puede llegar a ser totalmente destruido por distintos agentes abióticos (relativos al medio) o bióticos (organismos xilófagos). Debido a esto, su protección y conservación adquiere gran importancia.
Es imprescindible realizar un estudio de cada caso para poder determinar los agentes causantes de la patología de la madera y establecer el mejor tratamiento curativo – preventivo.
Por ello es imprescindible una correcta conservación de la madera, tanto en su parte exterior mediante barnices como en su interior mediante elementos hidratantes. Aunque repetimos, estas medidas ayudan a una mejor conservación de la madera, pero es muy difícil prevenir la plaga de termitas. Debemos tener en cuenta como resumen, que las termitas necesitan madera y humedad, así que para su prevención debemos reducir la humedad en nuestras instalaciones e inmediaciones así como proteger la madera.

Tipos de Termitas:
  Los isópteros; conocidos como  termitas, termes, turiros o comejenes y también como hormigas blancas, por su semejanza superficial con las éstas.

Son un grupo de insectos sociales que construyen nidos (termiteros) siempre bajo tierra. Las termitas se alimentan de la celulosa contenida en la madera y sus derivados, la que degradan gracias a la acción de los protozoos de su sistema digestivo, con los que viven en simbiosis. Se conocen unas 3.000 especies, seis de las cuales han sido introducidas desde otras regiones como plagas urbanas.

La reina mide entre 1,3 cm a 1,6 cm y se distingue en su composición o jerarquía por su color. Las termitas de color blanco se denominan obreras y soldados  y las de color oscuro son los machos y las futuras reinas. Los soldados tienen una característica que sobresale en su anatomía: dicho rasgo es su cabeza rectangular. Este tipo de termita posee las alas más grandes que el cuerpo durante la etapa que se denomina vuelo nupcial, para luego perderlas. La sociedad de las termitas está conformada por los machos y las hembras. Ambos se desarrollan para la reproducción de la especie y así reproducen a los obreros los cuales se encuentran estériles ya que su función es dedicarse al trabajo.