Home   Index_blog   control de plagas   ¿Cuáles son las plagas más comunes en primavera?

¿Cuáles son las plagas más comunes en primavera?

empresas de control de plagas en Valencia

Estamos a punto de estrenar la primavera y, como una de las empresas de control de plagas en Valencia, queremos ver cuáles son las más frecuentes en esta época del año.

En esta estación se ve mayor presencia de insectos e incluso ratas o ratones. De hecho, los profesionales del ramo empezamos a recibir mayor número de solicitudes de servicios de desinsectación, desratización y fumigaciones en general.

¿Por qué aparecen las plagas en primavera? Básicamente por el aumento de las temperaturas. A esto se suma el ciclo vital y reproductivo de las diferentes especies de insectos o roedores.

Plagas urbanas más comunes

Cuando se habla de plagas urbanas, principalmente se trata de chinches, pulgas, cucarachas, ratas, ratones y termitas. Sin embargo también pueden aparecer avispas, arañas y hormigas. De todos modos, estas tres no suelen considerarse plagas, con la excepción de la avispa asiática.

El frío invernal hace que muchos insectos se mantengan escondidos y con bajas tasas de reproducción. De hecho, alguna especies como los mosquitos son capaces de hibernar. Sin embargo, ratas y cucarachas sobreviven en hogares, comercios y restaurantes cobijadas por el calor y los restos de alimentos que consiguen.

Las termitas en primavera


La primavera suele ser el momento perfecto para que una plaga de termitas haga acto de aparición. Es cuando arranca la fase de reproducción en la que las termitas aladas salen al exterior del termitero para aparearse y crear nuevas colonias. El resto del año permanecen en el termitero y en el interior de la madera, por lo que será muy complicado volver a verlas. En Ecoambientesanidad te insistimos en no confundirlas con hormigas con alas.


Medidas de prevención

Las principales medidas para evitar las plagas urbanas se basan en impedir los accesos y las fuentes de comida y agua. Deberemos tratar de tapar todo tipo de grietas o pequeños orificios en las paredes y ventanas. Por otro lado, hay que intentar que no haya agua en lavabos y fregaderos o grifos que goteen. Por último, hay que evitar que los alimentos sean accesibles a insectos, ratas y ratones, colocándolos en lugares seguros y cerrados herméticamente. Como es lógico, no podemos dejar restos de comida o basura por ningún lado. Esto incluye la comida de los animales de compañía.



Comments are closed.