Home   Index_blog   blog   Diferencias entre termita y carcoma

Diferencias entre termita y carcoma

ELIMINACIÓN DE TERMITAS

A lo largo de nuestra dilatada trayectoria eliminando termitas en Valencia hemos podido comprobar cómo muchas personas que solicitan nuestros servicios porque creen estar sufriendo una plaga de termitas, en realidad están siendo víctimas de una invasión de carcoma. La confusión entre ambos insectos es bastante frecuente y, hasta cierto punto, lógica, ya que ambos son animales xilófogos que se alimentan de madera.

Sin embargo, mientras que las termitas son insectos isópodos sociales, la carcoma es un insecto coleóptero solitario. Diferenciarlos es fundamental para poder aplicar el tratamiento más adecuado que los erradique de manera rápida y efectiva, por eso en este post vamos a compartir algunas de las claves que pueden ayudarte a distinguirlos.

Por su forma los reconocerás

Si tienes la posibilidad de ver a los huéspedes que han acampado a sus anchas en tu casa, es más fácil que puedas diferenciarlos ya que morfológicamente tienen formas muy diferentes. Las termitas poseen seis patas y tienen una cabeza bien definida con antenas. Son similares a las hormigas aladas aunque tienen un color más blanquecino. Por otro lado, la carcoma es una larva similar a un escarabajo, en tonos amarronados y con anillos a lo largo de un cuerpo que no tiene ni patas ni antenas.

Sus huellas en la madera

Como a las termitas no les gusta la luz del sol, construyen galerías subterráneas en forma de tubos de barro que les protege de la luz en su camino hacia la madera. Esas galerías suelen ser verticales y su presencia en paredes y vigas es una señal evidente del ataque inmediato que vas a sufrir de estos insectos. Una vez llegan a la madera, realizan un nido en su interior para acampar y alimentarse a su ritmo. Solo crearán unos pequeños orificios, casi imperceptibles, por los que expulsarán los excrementos al exterior y que después cerrarán con barro. Por eso, la acción de las termitas es difícil de notar salvo por la presencia de esos excrementos en el suelo junto a muebles o estructuras de madera.

La carcoma, sin embargo, es más fácil de detectar a tiempo al dejar unas huellas de invasión mucho más visibles y evidentes. Si sufres la presencia de carcoma en casa, en seguida apreciarás que, junto a la madera, aparece un polvo de serrín. Cuando veas este polvo, no tienes más que levantar la vista para comprobar cómo, efectivamente, la madera tiene unos orificios totalmente abiertos en su superficie, que son los que utiliza la carcoma para salir al exterior.

Agudiza el oído

Y ya por último, como expertos en la eliminación de termitas podemos decirte que el sonido que hacen mientras invaden la madera es otro de los aspectos que diferencia estos insectos. No es una señal muy delatora porque resulta difícil de apreciar pero lo cierto es que la carcoma realiza un sonido muy peculiar y mucho más audible que el que hacen las termitas, que apenas se percibe.

Aunque como siempre, lo mejor que puedes hacer es ponerte en manos de una empresa especializada en control de plagas como Ecomabiente Sanidad Ambiental: nosotros sabremos cuáles son los insectos que han entrado en tu vivienda y aplicaremos los métodos más adecuados para librarte de ellos.



Comments are closed.