Home   Index_blog   control de plagas   ¿Cómo nos localizan los mosquitos para picarnos?

¿Cómo nos localizan los mosquitos para picarnos?

control de plagas en Valencia a precios

Como empresa de control de plagas en Valencia a precios asequibles y adaptados a todos los bolsillos, queremos usar este nuevo post del blog para responder a una pregunta que seguro que te has hecho en más de una ocasión: ¿cómo nos localizan los mosquitos para picarnos?

Un grupo investigadores del Instituto de Tecnología de California (EEUU) ha estudiado su comportamiento y ha llegado a la conclusión de que su técnica de detección es bastante más sofisticada de lo que pensamos la mayoría de las personas. Según estos expertos, cuando las hembras de estos dípteros necesitan “comer“ para poner después sus huevos emplean una triple técnica: olfatoria, visual y térmica. Desde Ecoambientesanidad te recordamos: los machos no pican.

Los científicos del Instituto de Tecnología de California colocaron a 20 ejemplares en un túnel de viento y vieron que, como era de esperar, seguían el olor del CO2 exhalado por el ser humano y demás mamíferos. Después, pusieron a prueba la sensibilidad de los mosquitos por la información térmica. Impregnaron dos objetos de cristal transparentes con una sustancia química que permitía regular la temperatura. El resultado fue que los insectos volaban hacia el objeto que estaba a 37 ºC, más o menos la temperatura del cuerpo humano, sin necesidad de que hubiera CO2. Eso demostró que los estímulos visuales y térmicos son independientes. Y que se valen de uno u otro para localizar a las personas o animales a los que picar.

En resumen, entre 50 y 10 metros de distancia, los mosquitos huelen el CO2, entre 5 y 15 metros, ven a quien picar y, cuando están a menos de un metro, también se guían por el calor que emiten los cuerpos.

Lo que ya se sabía antes de ese estudio es que el olor corporal puede influir en la elección de sus víctimas. También estaba claro que estos insectos son especialmente buenos olfateando dióxido de carbono, abundante en el aliento de los animales de cuya sangre se alimentan. Se valen tanto de la vista como de su capacidad para detectar calor para identificar a sus presas.



Comments are closed.