Home   Index_blog   control de plagas   La amenaza de la avispa asiática

La amenaza de la avispa asiática

empresas de control de plagas en Valencia

¿Qué está sucediendo este verano con la avispa asiática? Seguro que has oído hablar de este insecto que causa cierta alarma después de registrarse varios casos de picaduras mortales en España. En las empresas de control de plagas en Valencia estamos necesariamente atentos a todos los fenómenos de estas características, y por eso hoy compartimos contigo todo lo que debes saber acerca de la Vespa velutina, nombre científico de esta temida especie invasora.

La avispa asiática no posee en realidad un veneno más peligroso que las especies autóctonas que podemos encontrar de forma habitual en nuestro entorno. La diferencia principal reside en la especial agresividad de la avispa asiática, que la lleva a picar de forma repetida, perseguir a mayor distancia que otros insectos e incluso ser propensa a atacar en grupo. Tampoco es desdeñable su tamaño superior al de las avispas comunes, que conlleva una inyección de veneno más elevada. En este sentido, es importante reseñar que los casos de picaduras mortales están habitualmente vinculados a alergias no detectadas, que generan vulnerabilidad a cualquiera de las especies de avispa.

En cualquier caso, no podemos perder de vista el hecho de que los principales problemas que plantea la Vespa velutina probablemente no sean los relacionados con las personas, sino con el medio natural que invaden: en especial, sus ataques a las poblaciones de abejas, ya que se alimentan de ellas. Así, no solo produce bajas, sino que también infunde miedo en las poblaciones de abejas e interrumpen sus procesos naturales de reproducción, generando de este modo importantes pérdidas en las explotaciones apícolas. A largo plazo se podrían producir problemas de fondo vinculados al bloqueo de la polinización.

Aunque la principal presencia de esta especie en España se da en el noroeste peninsular, particularmente en Galicia, en Ecoambiente Sanidad Ambiental ya estamos en alerta ante su posible proliferación en la Comunidad Valenciana, donde hasta ahora solo se han registrado casos aislados y esporádicos, por ejemplo en el municipio de Torrent. ¿Cómo distinguirlas de las especies autóctonas? Por el mayor tamaño que comentábamos y también por su tonalidad más anaranjada en lugar de amarilla.



Comments are closed.